hijos rebeldes

¿Cómo Educar a los Hijos rebeldes?

Uno de los retos que tienes como Mamá, es lidiar y educar a tus hijos cuando son rebeldes.

Por eso quiero darte unos pasos que te Ayudarán a disminuir la rebeldía en tus Hijos.

La mayoría de veces la rebeldía empieza por que en algún momento Mamá o Papá permitió un acto de rebeldía sin ninguna consecuencia para su hijo, y los hijos por naturaleza tendemos a manipular para ver hasta dónde podemos llegar.

Recuerdo cuando yo era niño y mi Mamá me mandaba a un mandado, o quería que la  ayudarla en la casa, mi primera reacción era de rebeldía, yo quería ver la reacción de mi Mamá, si no era mala y no me regañaba, accedía a evitar ayudarla, por el contrario, si sabía que iba a ver una consecuencia a mis actos de rebeldía, enseguida accedía a obedecerla.

No te puedo decir que fue fácil para mi Mamá, pero ahora entiendo que todo lo que ella hacía era para disciplinarme y educarme de la mejor manera.

Toma en cuenta estos pasos y aplícalos con tus Hijos, estoy seguro que la rebeldía de tus hijos disminuirá notablemente y te será más fácil educarlos.

Pasos:

1.- Establece reglas y límites de comportamientos

Déjame te explico, si alguno de tus hijos presenta algún comportamiento de rebeldía muy constante, te recomiendo que hables con él o ella y le hagas saber que cada vez que se comporte de una manera rebelde, habrá un castigo, es decir, una consecuencia, Ejemplo: Si tu hijo te grita o intenta pegarte, él debe saber que esa acción traerá una consecuencia, puedes castigarlo de no jugar, no ver tele, etc; o si el acto de rebeldía es en público, puedes llevártelo al baño y darle unas nalgadas, recuerda, nunca disciplinarlos con ira o enojo, unas nalgadas o un manaso no le harán daño, pero una mamá enojada dándole un golpe si podrá dañarlo.

2.- Cumple lo que prometes.

Esto es crucial para que tus Hijos vean que de ahora en adelante sus acciones traerán realmente una consecuencia, no cometas el error de amenazarlos y no cumplir lo que prometes, ya sea un regalo a un buen comportamiento o un castigo a un acto de rebeldía, porque de otra manera ellos sabrán que son puras amenazas y su rebeldía no disminuirá, al contrario la reforzarás.

3.- Premia sus comportamientos positivos

Si tú has visto que su comportamiento ha mejorado y que ya no es tan rebelde como siempre ha sido, puedes darle un dulce, llevarlo al parque, decirle palabras que lo alienten para que fortalezcan el comportamiento positivo, solamente recuerda, que no se trata de darle regalos por cualquier cosa, y ten mucho cuidado que no quieran manipular la situación para recibir un regalo, Ejemplo: Si alguno de tus hijos, lo mandas hacer alguna actividad, como la tarea, o que recoja sus juguetes y él te responde, si me das un dulce o un regalo voy, por supuesto que no debes de acceder porque entonces él estaría violando tu autoridad, una orden que tu des debe de obedecerla y cualquier acto de rebeldía debe de tener una consecuencia.

Me gustaría que hicieras algo para tomar acción, escribe en una hoja ¿Cuáles son los actos de rebeldía que más presentan tus hijos?, enseguida, coloca ¿Cuál será la consecuencia a esos actos?, habla con ellos y explícales que de ahora en adelante, cada vez que hagan o tengan algún acto o comportamiento de rebeldía tendrán una consecuencia, ellos deben de saber que sobre advertencia no hay engaño y no olvides que tú eres la autoridad y ellos tienen que obedecerte.

Antes de terminar, me gustaría contarte una historia que una Mamá me platico que vivió con su hijo, ella me decía que su hijo de 4 años era muy rebelde y un día le dijo que se iba a ir de la casa, ¿Tú te imaginas a un niño de 4 años amenazando a su Mamá de que se va a ir de la casa?, entonces, la mamá le respondió, no te preocupes Juanito yo te quiero mucho pero si tú te quieres ir de la casa adelante, ya sabes dónde está la puerta, el niño muy decidido fue por su maletita, metió unos juguetes abrió la puerta y se salió, obviamente la mamá se salió detrás de él sin que lo viera, el niño iba caminando en la banqueta con su maletita, y lo único que hizo fue darle una vuelta a la manzana y regreso a su casa, cuando el niño llego a su casa se sentó en un sillón y le dijo a su mamá que ya había regresado y que ya no iba a ser tan grosero.

¿Qué chistoso no crees?, suena como algo cómico, sin embargo, que hubiera pasado si al momento de amenazar el niño a su mamá, la mamá hubiera reaccionado con desesperación, pidiéndole y rogándole al niño que no se fuera, seguramente el niño hubiera tomado control de la situación y cada vez que quisiera algo hubiera amenazado a su Mamá con irse de la casa.

Podrás pensar que el niño estaba muy chiquito y que su Mamá obviamente sabía que no se iba a ir de la casa, por el contario, existen muchas Madres que le tienen miedo a sus hijos y no estoy hablando de hijos de 20 años, hijos e hijas de 4 años.

No permitas que eso suceda en tu casa, la Educación de tus Hijos está en tus manos y ellos deben de saber que mientras estén en tu casa tú pones las reglas y ellos deben de obedecerlas.

Aparte, es más fácil educar a tus hijos cuando son pequeños que cuando ya son adolescentes, entonces, mejor aprovecha cada momento donde puedas educar a tus hijos

Te deseo éxito en la Educación de tus Hijos, hazme saber cómo te fue y si tienes alguna duda, dinos y te ayudaremos.

Mario García – Obsesionado con la Felicidad de tus Hijos.

Leave A Response

* Denotes Required Field